La economía chilena, como el elefante, se balancea sobre la tela de una araña.

Ser oferta y focalizar el valor de nuestras empresas y emprendimientos en clientes más allá del propio barrio local será un imperativo para seguir creciendo, hoy tenemos una ceguera de control y permanencia que tenemos que quitarnos, poner sentido a la urgencia que atisbamos y emprender! Además de comenzar a entender las interpretaciones acerca del por qué estamos cómo estamos en situación económica y no vivir a la deriva de unos pocos...

Captura_de_pantalla_2013-05-09_a_la_s_18.11.02.png


Lea el artículo de Gabriel Palma:
"...en Chile nadie parece estar muy preocupado de que el precio vaya a caer en el corto plazo. Se acepta el cuento de que todo es por China, y como China (supuestamente al igual que la ley de gravedad) siempre va a estar ahí, todo va a seguir igual. Es realmente increíble como los agentes públicos y privados tienen la certeza de que el precio del cobre en el nivel actual es permanente. Ese es el error maníaco clásico del ser humano: creer que lo bueno es permanente y lo malo es pasajero. En Chile esa actitud omnipotente ha llegado a extremos inusitados. Pero lo que realmente explica el precio del cobre es la enorme especulación financiera, porque los mercados financieros internacionales están tan líquidos y con tan pocas alternativas relativamente seguras de especulación, que los commodities que al menos crecen al 4% pasan a ser muy atractivos..."



|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar